Especialistas en Reeducación Pelviperineal
Volver a Articulos

Testimonios de Nuestros pacientes

Conozca el Testimonio de algunos de nuestros pacientes con la práctica de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva  

CASO 1

Tengo 40 años , 2 hijos, una de 3 años 8  meses  y el segundo 11 meses. Mi segundo parto fue con Forceps “, y después del parto no me sentí bien, sentía como desencajada la pelvis, es muy difícil describir lo extraña pero invalidante de la sensación, al pasar los meses y sufrír además un par de lumbagos, ante mi insistencia el doctor me derivó a una kinesióloga de piso pélvico,  en CIREP, me dieron toda la información y explicaciones de lo que tenía, que además se había visto favorecido por ser hiperlaxa y de que debía realizar kinesiología y que no podía hacer nada de ejercicios para bajar de peso o el abdomen del postparto, ya que podía ser muy perjudicial , al final del tratamiento la kinesióloga me derivo a Gimnasia Abdominal Hipopresiva al principio no sabía de que se trataba, lo único que sabía era que sólo esa gimnasia no me perjudicaría. Al comenzar me di cuenta que era algo muy distinto y que generaba activaciones musculares que me llamaban la atención y que trabajaban musculos que estaban muy dormidos, Con esta gimnasia no sólo baje mi abdomen y mi perímetro de cintura, sino que además he mejorado mi postura y desaparecieron esos lumbagos que tuve, y aunque en un principio me dolían muchos músculos , me sentía mejor, comencé a dormir bien, a estar con más energía Hoy ya llevo 4 meses practicando la gimnasia, ayer tuve mi evaluación final con la kinesióloga, quien me encontró muy bien y mejore notoriamente todos los valores de mi evaluación inicial, un hecho más que objetivo de que la Gimnasia Abdominal Hipopresiva es muy buena, ya que desde casi 2 años atrás no realizó “ningún abdominal tradicional “.

Entrego este testimonio por lo importante que es para las mujeres saber lo que puede pasar tras los partos y sobre todo cuando son con alguna complicación, ya que para mi sorpresa y conversando con muchas mujeres me he dado cuenta que es muy común, pero que por vergüenza no se toca el tema y son muy pocas las que se atreven a decir algo a su ginecólogo, ya que lo consideran como parte “ del costo de tener hijos” .  leer más testimonios en archivo adjunto